Marvin Camacho estrena su exégesis quijotesca

por Susan Campos Fonseca

Zamira Barquero junto a la Orquesta de cámara de la UCR, bajo la batuta de Luis Diego Herra, durante el estreno.

Zamira Barquero junto a la Orquesta de cámara de la UCR, bajo la batuta de Luis Diego Herra, durante el estreno.

El compositor costarricense Marvin Camacho, catedrático de la Universidad de Costa Rica (UCR), Premio Nacional de Música en 2007, y recientemente ganador del Premio ACAM 2010 en la categoría de “música formal”, por su Sonata Dal Inferno, contenida en el CD “Presagios” (2010), grabada por el pianista cubano Leonardo Gell Fernández-Cueto; estrenó este 23 de junio su Preludio Sinfónico Un hombre llamado don Quijote para soprano y orquesta (sobre el poema “Cautivo” de Mario Alberto Marín), bajo la batuta del director y compositor costarricense Luis Diego Herra, y la soprano, también costarricense, Zamira Barquero, en el marco de la Temporada 2010 de la Orquesta de cámara de la UCR, en un concierto multitudinario realizado en el Teatro Melico Salazar, contando con la presencia de autoridades de la Universidad como la Dra. María Pérez Yglesias Vicerrectora de Acción Social, y Virginia Borloz Soto Directora de Extensión Cultural, y teniendo como invitada especial a la catedrática española Begoña Lolo, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), a quien está dedicada la obra, reconocida musicóloga, y directora del proyecto de investigación “Cervantes y el Quijote en la música”.

Hace un año fue Marvin Camacho quien visitó España, invitado a la segunda edición del Congreso Internacional vinculado a dicho proyecto, donde estrenó personalmente sus “Tres Quijotadas para piano”, e hizo entrega de la partitura del preludio estrenado este junio, al Exmo. Rector de la UAM, evento que reseñamos en “Marvin Camacho cervantista musical”. En esta ocasión, un año después, es la Dra. Lolo quien visita Costa Rica, para dictar una serie de conferencias en la UCR, teniendo por eje “El Quijote como fuente de inspiración en la música”. Las conferencias, celebradas en el Auditorio Abelardo Bonilla de la Escuela de Estudios Generales, en el marco de los “Lunes culturales”, y en la Escuela de Artes Musicales (ambos en la Sede Central), y una última en la Sede del Atlántico (Turrialba), de la UCR. Con el objetivo de informar acerca de estos importantes eventos, hemos entrevistado vía correo electrónico al director y pianista costarricense Walter Morales, director titular de la Edgewood Symphony Orchestra (EE.UU.), y al filólogo costarricense, también cervantista, Leonardo Sancho Dobles, profesor de la UCR, quienes estuvieron presentes tanto en el estreno como en las conferencias.

Marvin Camacho después del estreno, frente a la orquesta recibiendo los aplausos del público.

Marvin Camacho después del estreno, frente a la orquesta recibiendo los aplausos del público.

Preguntamos al director de orquesta cuáles fueron sus impresiones sobre la partitura orquestal de Camacho, Morales respondió: “¡La obra de Marvin es una maravilla! La primera parte es de un gran contenido dramático y es muy imponente. ¡En la introducción orquestal se escucha todo el drama del Quijote! El uso de la orquesta es muy imaginativo y se nota la gran técnica de escritura para orquesta de Marvin Camacho. En particular me impactó el uso del registro grave de las cuerdas y de los metales para describir la tragedia de la escena. El elaborado uso de la percusión le da a la obra un gran colorido. La obra esta llena de muchos detalles novedosos en la orquestación. Entre los detalles más inusitados y efectivos es el uso de un coro hablado ejecutado por los músicos que tocan en la orquesta. La sutil y simple entrada de la soprano solista es de gran efecto luego de haber experimentado todo el rango de la orquesta. El contraste es fantástico y nos transporta a la espiritualidad interna del Quijote y su mundo idealizado. La obra requiere una soprano dramática (estilo Isolda) que pueda declamar las líneas en el registro medio y cortar la textura magnifica de la orquesta. La exclamación vocal final en el registro agudo crea un climax magnífico para este maravilloso poema sinfónico. Escuchando la obra me queda muy claro la capacidad y potencial increible de Marvin como compositor orquestal. Hay muchos compositores talentosos a quienes la orquesta les queda muy grande. A Marvin la orquesta sinfónica le queda perfecta como instrumento de expresión y exploración.” [1]

Don Quijote cautivo, según Gustave Doré.

Don Quijote cautivo, según Gustave Doré.

El filólogo Leornardo Sancho, por su parte, comentó: “me llamó mucho la atención el manejo instrumental, pues aunque no soy musicólogo pero sí cervantista, pude evocar eventos y pasajes como el de los molinos de viento y otras aventuras en las que la locura del personaje se convierte en tristeza y angustia ante la derrota o el cautiverio.  Considero que el texto seleccionado para la cantante fue el indicado para representar el momento que se quería evocar –el regreso del personaje enjaulado y el fin de su segunda salida- en el cual  se evidencia la sensación de la derrota pero también la expectativa de reiniciar la aventura.  En el sentido de la estructura de la obra hubo un momento significativo y vanguardista también, particularmente cuando la sección de vientos pronuncia una serie de frases en voz alta alentando al caballero andante, lo cual me sugirió todavía más esa sensación ambigua entre desvarío y esperanza.” Asimismo, Doble nos informa del encuentro entre la Dra. Lolo y el aclamado escultor costarricense José Sancho, ya que Marvin Camacho “es un apasionado de las artes visuales también”. Durante esta reunión conversaron con el escultor sobre arte en general, especialmente, según indica Dobles, “sobre la obra de Calatrava en Valencia y de la posibilidad, en un futuro, de una visita a la Ciudad de Bilbao para conocer el Museo Guggenheim. Como Begoña es de origen vasco le estuvo haciendo una serie de observaciones sobre el proyecto del museo y su relevancia dentro de la cultura de la ciudad.” [2]

Podemos comprobar que el estreno propició una oportunidad de intercambio cultural especialmente significativo, fortaleciendo los vínculos entre investigación, creación y desarrollo.

_________________________________________________________

Notas:

[1] Correo electrónico de Walter Morales, con fecha del 2 de julio del 2010, publicado con autorización del autor.
[2] Correo electrónico de Leonardo Sancho Dobles, con fecha del 2 de julio del 2010, publicado con autorización del autor.
– Fotografías cortesía de Rodolfo Rodríguez Blanco, 23 de junio de 2010, Teatro Melico Salazar-

*

Como citar este artículo:

CAMPOS FONSECA, Susan: “Marvin Camacho estrena su exégesis quijotesca”. En: Semanario universidad, 28 de julio-03 de agosto de 2010, Edición 1861, Año XIV, Universidad de Costa Rica.

Los comentarios están cerrados.