Sin contar la música: Ruinas, sueños y encuentros en la Europa de María Zambrano

Portada, 2011

Quienes lean Sin contar la música: Ruinas, sueños y encuentros en la Europa de María Zambrano, de Joaquina Labajo Valdés, entenderán la connotación de esta expresión con que decido abrir este primer y brevísimo comentario: Me quito el sombrero ante la genialidad que todavía es posible. Digo primer, porque estas palabras son solo un comentario frente a las reseñas rigurosas que se irán sucediendo dedicadas a esta obra sui géneris en el ámbito español.

Mucho tiempo esperé que algo así sucediera, que un ensayo cómo este fuera escrito por la pluma de una intelectual que no proviniera de ámbitos hegemónicos como la crítica literaria o la historia de la filosofía. Aunque quizás, y recordando otras publicaciones a las que dedico sendas reseñas, esperaba un texto que llevara la historia filosófica de la música a otro nivel. Quizás me traiciona mi juventud y entusiasmo, debajo del cual fluye, muy posiblemente, el agotamiento con ciertas líneas académicas que siguen dominando la musicología española, aquellas que establecen las generaciones, sucesiones y jerarquías de los discursos. Pero en este caso, todo lo que me parecía oscuro del sistema, de repente carece de importancia, porque como en la vida cívica, un cambio se está gestando, y no es casualidad que se manifieste desde la sociología de la música y  la etnomusicología, y no desde la musicología “oficial”. Gran satisfacción siento por este hecho, porque es resultado de un trabajo subterráneo de larga data, que se venía sintiendo con fuerza, incluso en los formatos académicos, no sin cierta transgresión, y por supuesto incomodidad, por parte de ciertos sectores conservadores.

María Zambrano

Dejo para la reseña “académica”, por lo tanto, el profundizar en los aspectos formales y de contenido que, desarrollados en el marco de la tesis de la autora, organizan, como ella indica, sus diferencias con música. Pero, y esto me interesa especialmente, se recuperan historias de un pensamiento sumergido del que la obra de la filósofa María Zambrano es prueba y testimonio.

Joaquina Labajo demuestra una erudición que en ningún momento agota al lector(a), consigue hilvanar, -y esta es una imagen muy presente en todo el texto-, voces de memoria histórica, línea a la que me siento tremendamente afín. Durante mucho tiempo he seguido el trabajo de Labajo, pero este libro es sin duda un ensayo que supera mis expectativas.

Aires de cambio se respiran en sus páginas, coincidiendo, casualmente, con los eventos históricos que se están viviendo en España (el Manifiesto “Indignados”). Así que en mi lectura de Sin contar la música  se mezclan, la indignación por un sistema que promueve una “musicología forense” (citando a Rubén López-Cano), y una músico(etno)logía que, bajo otros nombres, se entreteje con la Vida.

Susan Campos Fonseca
Madrid, 22 de mayo de 2011

__________________________________________________

NOTA: Aunque, tengo claro que una cosa es lo que “puedo” compartir en el blog, donde el tono se exige más “personal”, y otra lo que “profesionalmente” debo incluir en una reseña “científicamente académica”…. la situación es política.

________________________________________________________

Texto relacionado: “Quadrivium re(des)-membrando” -Susan Campos en SALON KRITIK.


4 Respuestas a “Sin contar la música: Ruinas, sueños y encuentros en la Europa de María Zambrano

  1. Pingback: 6 libros entre 2010 y 2011 (?!) |

  2. Pingback: 6 libros entre 2010 y 2011 (?!) - Susan Campos Fonseca

  3. Pingback: 6 libros entre 2010 y 2011 (?!) - Susan Campos Fonseca

  4. Pingback: My Blog » 6 libros entre 2010 y 2011 (?!)