Un 11 S más (?!)

La mañana ya pasada de un 11 de septiembre de 2001, crucé la calle que separa el campus de San Pedro de la Universidad de Costa Rica y la famosa “calle de la amargura”. Iba a sacar fotocopias de partituras, debía preparar mi repertorio. Estaba iniciando la carrera profesional, tenía la oportunidad de vivir en la capital y como es de imaginar en mi cabeza se acumulaban los proyectos por realizar. Pisé la esquina de la heladería “Pops”, al lado había una pequeña reprografía a puertas abiertas, subí el único escalón que separaba la entrada de la acera y deposité las partituras sobre el mostrador de madera. Cuando levanté la vista para responder al joven que iba a atenderme, mis ojos se quedarón perplejos ante la pantalla de un televisor ubicado al fondo del pequeño local.

Todos nos quedamos atónitos… ¿qué estábamos mirando? ¿qué presenciábamos? El silencio se apoderó de todos, nadie sabía qué pensar, la fragilidad de la vida nos había tocado a miles de kilómetros de distancia… me reuní con un grupo de compañeros en la cafetería de la Escuela de Artes Musicales, observábamos la repetición de la noticia una y otra vez, callados, disciplinados, tratando de considerar las opciones…. Hoy, 10 años después, ese camino que recuerdo ha cambiado, pero vuelve a mi memoria cada vez que me pregunto ¿dónde estaba ese 11 S? porque el mundo cambió, lo hicimos todos. Hoy es un día para recordar que todos somos vulnerables, pero también que las víctimas del terror no han desaparecido, que otras guerras se libran… que nos debemos al mundo que sobrevivió entonces, y que más allá de las paranoias que acarrean  con sus muertos,  los vivos somos responsables, responsables de rendir tributo a la PAZ.

Susan Campos Fonseca
Madrid, 11 de septiembre de 2011

Los comentarios están cerrados.