“Barnum” vrs “fash food news”

Por Susan Campos Fonseca

Artistas del trapecio en el circo (cartel vintage).

El 11 de octubre se presentó en Madrid un libro que prometía la especial alquimia entre dos musicantes del pensamiento: Alessandro Baricco y Luca Chiantore. Justo hoy, 11 de noviembre (11/11/11), llego a ese punto en que dices: “tengo que escribir”. No es fácil escribir sobre Baricco, su prosa ha sido escuela para muchos de los que dedicamos tiempo de nuestra vida a la crónica de la Vida. Él es un maestro del género, penoso sería procurar analizarle. Releo entonces el prólogo “Música y espectáculo en la obra de Alessandro Baricco”. No siento la necesidad de agregar nada a lo escrito por Luca, como lector italiano que vive en el extrajero y conoce el mundo, ha sabido transmitir lo justo y necesario para abrir el libro. Luca, has sido un excelente “telonero”.

Ahora bien, cuando escribí mi reseña sobre la presentación en Madrid (“Baricco en la voz de Luca Chiantore”), sabía que algunos de los Barnum de Baricco quedaría ligados en mi memoria a la voz de su prologuista (y todo lo que eso significa). Por esta razón procuré prestar atención a otros detalles, porque los textos recogidos en ambas ediciones (italiana y castellana), componen un patrimonio, un legado de pensamiento contemporáneo.

Portada de la edición castellana.

Al leer los Barnum de Baricco, se confirma que una crítica, una reseña, una crónica, una nota de opinión, -como queráis-, puede ser más que “fash food news”. No quiero hablar de “superioridad moral” o “criterios de autoridad”, está claro que el periodismo profesional y los especialistas usan este argumento hasta la saciedad, especialmente cuando no les llaman para escribir tal o cual crónica… y bueno, que la gran mayoría, -con perdón-, aprovecha para hacer política en pos de que le vuelvan a invitar. Lo que no es nuevo, es más, parece que no hay crítica sin política.

Sin embargo, Baricco nos enseña que tener una postura política (cuando “lo personal es político”) no implica hacer propaganda, y eso, de manera muy agasajada y perfumada, es la crítica hoy: publicidad, para ser más exactos. Con diferencia, las crónicas de Baricco recuerdan un tipo de escritura musicante, son pensamiento musicado, lúcidos sin necesidad de cinismo… como el circo. Sus Barnum demuestran que otra crítica es posible… demasiado cercana a la literatura, -pensarán algunxs puristas “seudo-científicos”-, quizás, pero tomo partido por Baricco.

Serie Supertoys "Barbie" por Limber Vilorio (LAPIEZA).

Podría hablar de mis Barnum favoritos, de lo visionario que resulta en algunos textos, -en consonancia con las circunstancias históricas en que escribió (los 90s)-, pero prefiero quedarme en decir que este libro es presente. Para quien quiera recordar, pero no con nostalgia, que hubo una época en que existían algunos seres a los que se llamaba “intelectuales”. Hoy, con tantos “ismos”, “post-post”, y “neo-neos”, nos los venden como “gurús” envasados cual muñecas Barbie en botellas de Coca-Cola, -con su postulación al Nobel (u otro premio), por supuesto-, son “supertoys”. Y con el tema “Crisis” más todavía… citando a Baricco, es como en el caso de La Scala, porque: “Es triste que un teatro muera por falta de dinero. Pero todavía es más triste si se le mantiene con vida por falta de fantasía, de alternativas, de proyectos mejores. Cuando esto ocurre, sí que es el verdadero fracaso. Mirad a vuestro alrededor:  está ocurriendo.” (Barnum, p. 166) ¡Alternativas señorxs! ¡Alternativas! más “Barnum” y menos “fash food news”.

2 Respuestas a ““Barnum” vrs “fash food news”

  1. Pingback: 6 libros entre 2010 y 2011 (?!) |

  2. Pingback: My Blog » 6 libros entre 2010 y 2011 (?!)