Archivo de la categoría: Poesía

Altar a Amy W.

Altar frente a la antigua casa de Amy Winehouse (Foto AP)

Cuán terrible puede ser la culpa tirada por la ventana

mirada depositada en la acera, entretenida de sangre

salpicada de rendijas

voz

atrofiada de gusto, de lengua y libros de carne

Ahí estás sentada junto a la persiana

algo se decolora entre tus senos

No encuentro el corsé de encaje capaz de sostenerte.

Altares frente a tu puerta depositan flores de nicotina y vodka

fotografías de la culpa en páginas confesas a tu paso

descalza, con un sostén rojo

con el vientre abierto

por vaqueros eruditos

de la estupidez

de cantos sin consigna

…del dolor, de la culpa bailando entre los tejados

de una rosa de seda entre tu moño imposible…

Describirte, eso es la culpa

revival de voces negras camino al Parnaso

¡Aleluya!¡Gloria!

“Jesus died for somebody’s sins but not mine”

¡Oh Patti, abraza a esta niña que depositamos en tu seno!,

tú que conoces

poseedora de Visión

el quinto círculo de la pagana comedia.

_________

Poema © 2011 Susan Campos Fonseca

Todos los derechos reservados.
Madrid (27/08/2011)
Serie: Amy Winehouse in memoriam 

Anuncios

“Rockabilly Barbie”

HRC Rockabilly Barbie 2009

No lamento los tatuajes de tus hombros

perfiles de otros rostros, trenos de un cuerpo que sostiene

antes de la caída

la deleitosa semilla de la muerte

contorno, beldad rockabilly sonriendo entre puntas de acero,

no lamento los tatuajes de tus hombros.

Ni las cajas metálicas de tus rituales,

cajitas diminutas con tu retrato que se desdobla,

icono tú, sagrado fucsia que enciende su corona oscura.

Lamento el teléfono rojo, el cadalso,

la línea negra que sobre tu párpado, en un gemido,

clava la aguja del lunar blanco en el fondo negro.

¿El violonchelo es un pretexto?

Retro Lovely que decapita y sostiene,

ahogando en la malla de tus medias, la oscuridad de los tiempos.

No lamento, no, la música en las memorias metálicas,

ni el cuerpo de plástico decapitado pintado de fucsia en la cruz de mi pecho.

_____________

Poema © 2011 Susan Campos Fonseca

Todos los derechos reservados.
Madrid (23/08/2011)
Serie: Amy Winehouse in memoriam

Amy Winehouse por Hedi Slimane

El cuerpo como memoria (3)

Por Susan Campos Fonseca

Livro - Carne / Artur Barrio (1978-79)

Poco podría agregar a lo que críticos literarios y artísticos han comentado sobre Tiento (UANL, 2010), de la poeta mexicana Rocío Cerón. Sin embargo me leí el libro de un tirón, sorprendida de cómo se representaba en mi mente cual si fuese una ópera de cámara. Estuve a punto de sentarme al piano y musicar escena tras escena de este “Livro-Carne”. Brotaba ya hecho, imposible de capturar… La base sonora espectral del cello, compuesta por Enrico Chapela (cuyas partituras se incluyen en la edición), y la arquitectura íntima de las fotografías de Valentina Siniego, que, citando a J. M. Springer: “revelan inmediatamente el puctum de la escena” (Tiento, p. 75), servirían perfectamente de base para llevar a cabo semejante impronta. Aunque quizás ya se le ocurrió al propio Chapela, o a Alejandra Hernández, compositora con quien Cerón dio vida a una joya titulada Sublingual, estrenada por Harry Sparnaay en Madrid el pasado abril (Reseña).

Si incluyo esta inquietud dentro de la serie El cuerpo como memoria es justamente porque son el Cuerpo y la Memoria los protagonistas que hilvanan esta obra, que de ser llevada a la escena igual podría compartir tribuna con Desaparecer (música de Maika Makovski, interpretación de Juan Echanove y dirección escénica Calixto Bieito), “poema-concierto” inspirado en cuentos de terror y poemas del escritor norteamericano Edgar Allan Poe.

Luego de sentir como el libro palpitaba en mis manos cual trozo de carne tibia, la idea de acotarlo al fenómeno performativo de la “poesía sonora” o “poesía polifónica”, se me queda algo corto. Tengo la impresión de que, paradójicamente, limita sus posibilidades. Lo que explica quizás el porqué Cerón, en su búsqueda creativa, apuesta tanto por la creación interdisciplinar.

Llego a la conclusión de que la obra de Rocío Cerón y sus colaboradores contiene no solo esa “razón poética” que profesó la filósofa María Zambrano, sino que aspira a su enigmática “razón mediadora”, a Ser/caja de música. Porque en el caso de Tiento, está cargada de una dramaturgia tal, que nos deja una dura cicatriz en el cuerpo (Tiento, p. 59).

“Muchachas” de Toño Comuñas

Serie "Muchachas", Toño Comuñas

Qué difícil enamorarse de una muchacha de Comuñas,

cuán rabiosa la estrella en sus facciones,

el ruido de sus flores en la carne,

tatuada la agógica ironía en las caderas.

Qué difícil amar el trazo angélico,

la infausta agonía de una certeza.

No se puede querer al bochorno, al rojo en las uñas,

los labios de Chanel y el diente de oro.

Qué difícil, ¡qué difícil!, aurora,

bizco pletórico y líquido de una danza

que va más allá de los ojos y la bestia,

pensamientos, puntos floridos de lila, una peineta,

Contemplo así la Vida, como un rezo,

sobre una piel de leopardo, la rubia mirada que trasciende, y olé.

_____________

Poema © 2011 Susan Campos Fonseca

Todos los derechos reservados.
Madrid (22/07/2011)
Muchachas” de Toño Comuñas (Web oficial)

***

Serie: Amy Winehouse in memoriam

(23/07/2011)

“Confesiones”

1.
Un ángel punk
ha venido a empadronarme
en la lista de los desaparecidos
porque he raptado
la avenida central
con un beso.
_____________
Susan Campos, Oraciones urbanas (1993-1994).